Escribiendo

historia

EL LAMBISCÓN, SU IMPORTANCIA, AMBIVALENCIA Y SU METÁSTASIS EN EL CAMPO LABORAL




Tlaxcala 22 abril 2019 (Hugo De Jesùs) Así como hay un burro, el elegido cerebro, hay otra especie que ni es amado, ni es odiado, es aquella persona que canaliza todas sus energías por simpatizar, dentro de sus objetivo y conveniencia, con esa fuente que le provea  estatus, dinero o en el peor de los casos amistad.


Por mucho que le suene a una ocurrencia, querido lector, el lambiscón/barbero es un rol del que todo mundo niega haber sido parte, no es necesario serlo de tiempo completo, es más, basta con un simple cumplido hacia su objetivo.


Ahora hagamos un ejercicio de memoria, me atrevería a enunciar, que cada uno de nosotros hemos sentido cierto enojo a ese niño que le daba algunos estímulos al autoestima del profesor, también,  así mismo, nunca falta el que es el tapete del jefe.


Desde la más humilde taquería hasta la más pudiente oficina, en la universidad no nos preparan para ser ese personaje, al contrario, el pseudo discurso académico nos instruye a seguir el buen comportamiento, atención y respeto por autoridades, sin embargo, el lambiscón paraciencia ser un ente que se nos va develando con forme el tiempo pasa, es decir, de aquella efímera mueca desaprobación hacía en consentido de la maestra  hasta aquellos que con funcionarios de diversos órdenes de gobierno hace circo maroma y teatro hacia una clase que adora y le embriaga la adulación.


Pero hablemos en serio, el rol de lambiscón dentro del ámbito académico permea de manera considerable en los salones, por el contrario, a los osados que  cuestionen esa máxima caerán de inmediato en el rincón con el siempre incomprendido burro o de plano alguien que solamente busca la polémica como reflector.


En este sentido, es bien conocido que un buen lambisco tiene carisma, así se proyectan, en contraste, una de las ventajas más remarcables que tienen estos personajes es la  simbiosis, es decir, necesita de otro ser para poder vivir, o como dicen en mi colonia parasito.


Dentro del mismo tenor, aquel que es lambiscón sabe que diferencia de los otros personajes, el pose una fecha de expiración latente y próxima, en consecuencia, es obligado a convertirse  en uno delos seres más activos, en lo que a quedar bien se refiere.


De igual manera, es un ser traicionero, chismoso, envidioso, psicópata, de baja autoestima, en otras palabras, muchas de las facetas que todos hemos realizado pero que nadie quiere reconocer, como si de una moneda tributaria se tratase.       

 

Por otro lado, no todo en el lambiscón es malo, por así decirlo, la taxonomía del a cambio de sacrificar lo que le haría una persona honorable, tiene una alta inteligencia emocional, sabe trazar objetivos a corto plazo, tiene acceso a información privilegiada, es considerado por su servicio, tiene poco o nada de pena al solicitar lo que le necesita, se la ingenia para ser una amenaza, en relaciones publicas tiene alto perfil, es un buen orador y negociante lingüístico, a largo plazo puede saltarse los procesos para acceder a una mejor calidad de vida, por mencionar algunas.            


 En un tercer punto, hablemos de su ambivalencia, al igual que cualquier faceta de la cual  se abuse, termina cansando y demeritando a su portador, en otras palabras, por muy servicial que sea la persona de algún modo u otro el ser humano busca cierta resistencia y no un acceso total a nuestras peticiones más absurdas.

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • YouTube Social  Icon