Escribiendo

historia

MONREAL PLANTEA CREAR INSTITUTO NACIONAL DE MERCADOS Y COMPETENCIA PARA EL BIENESTAR

-El organismo tendrá como objetivo fortalecer la competencia y libre concurrencia en los sectores de las telecomunicaciones y la radiodifusión.



Como parte de las actualizaciones al marco normativo del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el senador Ricardo Montreal Ávila plantea la creación del Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB), el cual tendrá por objeto garantizar la libre competencia y concurrencia, así como prevenir y combatir los monopolios en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.


De acuerdo con el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, dicho instituto será un órgano constitucional autónomo, dado que el T-MEC obliga a que el organismo regulador de telecomunicaciones sea independiente y no rinda cuentas a un proveedor de servicios públicos de telecomunicaciones.


El INMECOB integrará al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).


El organismo propuesto tendrá por objeto el desarrollo eficiente de la radiodifusión y las telecomunicaciones; asimismo, fomentará el desarrollo eficiente del sector energético y protegerá los intereses de los usuarios y propiciará una adecuada cobertura nacional.


El senador explica que los sectores de las telecomunicaciones y la radiodifusión, así como el sector energético, comparten características comunes: infraestructura de redes; externalidades; economías de escala; existencia de insumos esenciales; necesidad de acceso a instalaciones de operadores históricos; cadenas de producción complejas; complementariedad, compatibilidad y estándares, y mercados de pocos competidores.


En este sentido, precisa, el INMECOB tendría atribuciones para garantizar la competencia y libre concurrencia en todos los sectores y mercados del país; la regulación, promoción y supervisión del uso, aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico, las redes de telecomunicaciones y la prestación de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión; así como la emisión de la regulación necesaria en esos sectores.


Además, apunta, promoverá el fomento y desarrollo eficiente del sector energético, propiciará la confiabilidad, estabilidad y seguridad en el suministro y la prestación de los servicios en dicho sector y también la generación de electricidad, los servicios públicos de transmisión y distribución eléctrica, la transmisión y distribución eléctrica que no forma parte del servicio público y la comercialización de electricidad.


Monreal Ávila detalla que las facultades anteriores estarán destinadas a garantizar los derechos humanos contenidos en nuestra Constitución, así como a fortalecer la competencia y libre concurrencia en los sectores mencionados, todo ello buscando como fin último “incrementar el bienestar del pueblo de México”.


Asegura que tendrá plena independencia en la implementación de su estructura orgánica. No estará supeditado a ningún otro órgano del Estado, pero sí estará sujeto a un régimen de rendición de cuentas ante el Poder Legislativo, afirma.


El instituto se integrará por cinco consejeros, con un máximo de tres de un mismo género, que integran el Pleno, incluido su presidente. Además, contará con dos Salas: la Primera Sala atenderá temas de competencia; la Segunda regulación de redes. Los consejeros serán designados por el Ejecutivo Federal a propuesta del Senado para encargos escalonados de 7 años.


El senador puntualiza que el Senado de la República emitirá la convocatoria, verificará el cumplimiento de requisitos de los aspirantes a consejeros y realizará entrevistas correspondientes. La Cámara Alta propondrá una lista de entre tres y cinco candidatos al Presidente de la República para que éste designe al consejero respectivo.


Los beneficios esperados, detalla, serán la consolidación de la autoridad y recursos en los sectores de telecomunicaciones, radiodifusión y energía. También, la generación de sinergias y eficiencias al simplificar procesos y costos de la burocracia, lo que se traduciría en ahorros importantes, puntualiza.


El presupuesto 2020 de IFT, COFECE y CRE suma dos mil 375 millones 356 mil pesos, con la creación del INMECOB disminuiría a mil 875 millones 356 mil 400 pesos, es decir, un ahorro de 21.05 por ciento, lo cual se traducirá en 500 millones de pesos al año.


Ricardo Monreal asegura que el INMECOB será una institución sustentada en los principios de eficiencia, eficacia, austeridad, honestidad, profesionalismo, ética, vocación por el servicio público.


Además, su administración debe convertirse en un referente nacional e internacional en la aplicación de modelos de gestión pública modernos, en los que se generen entornos de colaboración, privilegiando una alta productividad, orientación a resultados y cercanía con la sociedad.